Supongo que a estas alturas ya estareis al tanto de la iniciativa la ciencia española no necesita tijeras, impulsada desde el blog Irreductible. La idea es que a través de las diferentes herramientas de la web 2.0 todo el que quiera, muestre sus razones ante los recortes en presupuestos de I+D que se plantean para el próximo año. Estos días atrás he compartido bastantes enlaces a través de las redes sociales, dando cuenta de lo que iba sucediendo. Los recortes, que en principio se plantearon en torno al 30%, finalmente se quedarán entre un 10-15%. Podeis seguir todas las entradas realizadas con motivo de este dia en la web central del proyecto, y en twitter con la etiqueta #TijerasNo.

Más allá de las ideas políticas, los recortes en ciencia son un tremendo error. Ya no se trata de cambiar de modelo productivo (eso sería imposible ahora aunque se duplicasen los presupuestos en I+D) se trata de mantener los logros alcanzados en los últimos años. Las sociedades con mayor gasto en I+D también son aquéllas con mayor nivel de bienestar.

La cultura de la investigación se ha instaurado en las universidades, y aunque más lentamente también lo hace en los hospitales. Más dinero no significa mejor ciencia, pero seguro que las posibilidades aumentan. Creo, como Álvaro Roldán, que se trata principalmente de gastar con más eficiencia, pero dudo que con recortes del 15% eso sea factible.

Para hacer mejor ciencia hacen falta más y mejores científicos pero también personal de soporte a la investigación, administrativos que gestionen viajes y facturas, sí, pero también técnicos que agilicen procesos, que reduzcan la carga burocrática del sistema y que liberen a los investigadores de buena parte de las tareas no investigadoras a las que deben enfrentarse cada día. La solicitud de proyectos de investigación, a justificación de una partida para comprar ordenadores o el pago de una traducción de un artículo científico son algunos de los quehaceres diarios de los investigadores; hacen falta personal de laboratorio, analistas de datos, informáticos, traductores o documentalistas. Todas estas personas forman una red de soporte que ayuda a hacer más eficiente la actividad científica.

Dudo que con los recortes en gastos corrientes se vaya a conseguir la mejora de los resultados de nuestro sistema científico, que basándose en los conteos de publicaciones algunos sitúan triunfalmente en el noveno puesto mundial.

Por todo ello, y porque este año DEBO encarrillar mi tesis doctoral, la ciencia española no necesita tijeras.

---------------

Otros blogs documentales que se han sumado a la causa: ANB, Bibliometría, Javier Leiva, Bibliovirtual, Infobiblio